Cenotaph (MEX)


Cenotaph (MEX)
Oscar Clorio (Drums Denial (MEX), The Suffering, ex-Damned Cross, ex-Shub Niggurath (MEX)), Edgardo González (Vocals ex-Foeticide (MEX)), Eduardo Guevara (Guitar Blood Reaping, ex-Hacavitz, ex-Impiety, ex-Pyphomgertum, ex-Raped God, ex-Rapture (MEX)), Samuel Ocadiz (Guitar ex-Foeticide (MEX), The Suffering), Ayú Dávalos (Vocals Sabacthani), Guillermo Delgado (Guitar ex-Damned Cross), Fernando Garcilazo (Bass), Roberto Valle (Vocals, Bass ex-The Chasm), Julio Viterbo (Guitar Acerus, Shub Niggurath (MEX), The Chasm, ex-Obeisance, ex-Tormentor), Rodolfo Riveron (Bass ex-Sindios, ex-Sol Negro, ex-The Chasm), Guillermo Cesar Sánchez (Guitar), Daniel Corchado (Vocals, Guitar, Bass Acerus, Magnum Itiner Interius, The Chasm, ex-Damned Cross, ex-Incantation, ex-Obeisance), Iván Velazquez (Vocals ex-Dew Of Nothing, ex-Denial (MEX), ex-Foeticide (MEX), ex-Toxic Hate, ex-Under Moonlight Sadness)

La banda comienza a mediados de los 80 bajo el nombre de Damned Cross, después la grabación de un demo rehearsal “excretion of infected corpses” y cambios de alineación deciden adoptar un nuevo nombre que tuviera más congruencia con el estilo y letras y es así como nace el nombre Cenotaph. En 1989 graban el primer demo “Rise of excruciation” de manera independiente con un death metal oscuro y crudo, lo que les ayuda a darse a conocer en el mercado mundial y rápidamente son considerados como una banda seria en la escena.

Para 1990 la banda lanza su 7”EP “Tenebrous apparitions” bajo Distorted Harmony Records limitado a mil copias con sólo dos canciones. Este EP fue agotado rápidamente, por lo cual fue re-lanzado en 1992; el disco es una muestra de death metal, una combinación entre la naciente corriente europea y la tradicional corriente estadounidense pero siempre con el sello característico de la banda. Al año siguiente firman un contrato con Baphomet Records, originaria de los Estados Unidos, para lanzar su segundo 7”EP, “The eternal disgrace” mismo que originalmente estaba programado para ser lanzado por la disquera Seraphic Decay Records pero fue cancelado.

Como su antecesor, sólo cuenta con dos canciones que muestran a una banda con más experiencia y más oscura. En 1992 la banda fue seleccionada como parte de un recopilatorio de la compañía alemana Mangled Beyond Recognition Records llamado PANTALGIA: An international death metal compilation junto a Disembolwelment, God Macabre, Malediction, Rottrevore, Cadaver, Crematory,Pan-Thy-Monium, Hydr Hydr y Therion.

Ese mismo año, llega el momento de grabar su primer disco de larga duración, cambiando el logo, el productor y la disquera. Como resultado se publica el álbum The gloomy reflections of our hidden sorrows, con un death metal crudo, extremo y oscuro dejando de lado las letras gore.

Con un sonido más profesional, el disco fue lanzado originalmente por Horus Records, con este álbum Cenotaph se consagraría como una de las bandas representativas del death metal mundial y primeramente mexicano. Pronto Guillermo Delgado deja la banda y más tarde Daniel también dando como resultado la llegada de Fernando Garcilazo, quien se ocupa del bajo, Edgardo Gonzales, un vocalista versátil capaz de dar nuevas texturas a la voz, y por último al guitarrista Julio Viterbo, proveniente de la banda Shub Niggurath que estaba parada en ese entonces, Oscar Clorio fundador en la batería y Guillermo Sanchez en la guitarra conformarían la parte de la base de la banda. En 1994 lanzan bajo el sello holandés Cyber Music otro álbum, su segundo larga duración, titulado “Riding our black oceans”.

El disco nos muestra una evolución notable y una propuesta innovadora que cambiaría nuevamente la forma de hacer death metal. El disco fue reeditado en 1999 en una edición normal y una limitada de dos discos, el segundo con un show en vivo de cinco canciones. Con esta misma alineación lanzan en 1996 la banda lanza su nuev producción titulada “Epic rites”, un disco lleno de odio y fuerza de una banda que se encuentra en su momento de mayor madurez pero al poco tiempo Edgardo Gonzales deja la banda por razones personales.

La banda decide mudarse de residencia a Chicago USA con el fin de continuar produciendo discos y dieron algunos shows wn Chicago y también participaron en el Milwaukee Death Metal Fest con todo esto éste termina por aniquilar la vida de la banda por algunos años. Seis años pasaron desde Epic rites, y por fin la alineación quedó estable con miembros viejos, no tan viejos y nuevos: Óscar Clorio, Fernando Garcilazo, Edgardo Gonzales, Samuel Ocadiz y Eduardo Guevara, y se pondría a trabajar en su último álbum, grabado en Alemania con el productor Harris Jones (Kreator, Vendetta, Celtic Frost, Assasin, Sodom, etc), titulado “Saga bélica” (aunque Fernando no participó en la grabación) que vio la luz en el 2002 .

Este disco es todo lo que se podría esperar de Cenotaph: un death metal lleno de agresividad retomando elementos de sus dos últimos trabajos, tomando fuertes y viejas influencias. Finalmente en septiembre de 2002, Óscar Clorio el último miembro original de la banda declara el fin de Cenotaph. Actualmente los ex miembros de la banda se dedican a otros proyectos y otros se han retirado para siempre. .

Sitio Oficial


Albums